.

Cosas sobre videojuegos blog

Mi Pequeña Humanidad primeras ideas [1 de 3]

Mi Pequeña Humanidad primeras ideas [1 de 3]

Esta es la primera entrega (de tres) de un manifiesto en donde hablo del proceso creativo de 'Mi Pequeña Humanidad'. (hay una versión en inglés también)

[1. Primeras ideas] [2. Buscando el concepto] [3. Desarrollando una mecánica]

La noche del 16 de abril un rejunte de ideas me vino a la cabeza. No venían de la nada, sino que se habían ido acumulando de manera arbitraria e inconexa a lo largo del tiempo y, de modo misterioso, se encontraban de repente vinculadas. Cuando hacia las tres de la mañana terminé de procesarlas, tuve la sensación de haber invertido bien mi tiempo.

Gran parte de la idea inicial surgió de diferentes fuentes.

Durante mucho tiempo estuve involucrado en conversaciones con personas de generaciones anteriores con cuyas opiniones solía disentir. Eventualmente llegué a la conclusión de que en realidad ni ellos ni yo estábamos equivocados en nuestros planteos, sino que estabámos siendo consistentes dentro de nuestras respectivas visiones aparentemente antagónicas del mundo. Sus opiniones las sentía provenientes de un planeta muy distinto, relacionadas con un sistema en el que habían nacido y crecido que me era ajeno. Como si, pese a los grandes cambios que pudiesen haber ocurrido en el mundo a lo largo de sus vidas, las estructuras de pensamiento formadas en su juventud permaneciesen inalteradas.

Encontré una relación entre esta observación y algunos conceptos teóricos sobre los que había leído:

  • El concepto de cambio de paradigma de Thomas Kuhn (que luego descarté por estar necesariamente vinculado a la ciencia cuando el autor prefería desvincularlo de las ciencias sociales).

  • Ciertas teorías estéticas de Marta Zátonyi, desarrolladas en sus libros “Aportes a la Estética” y “Una Estética”.

  • La idea de sistema axiológico, que resultó muy útil para poder modelar ideologías en el sistema numérico de una computadora.

  • El concepto de imaginario social de Castoriadis es una base importante de la que solamente me enteré después de comentarle partes del concepto a mi novia Virginia, las cuales ella vinculó inmediatamente con las ideas del filósofo griego.

  • Los manifiestos de Eric Zimmerman y La Molle Industria, que leí mientras desarrollaba el concepto, me hicieron pensar en la idea de producir juegos ligados con lo sociológico, al considerar que la realidad está plagada de sistemas de este tipo y ayudaría mucho al entendimiento popular de los mismos el poder transmitirlos mediante un concepto simple.

Una mecánica basada en un conjunto de experiencias.

Todas esas experiencias pasadas me provocaron algunas reflexiones y conexiones que podían unificarse bajo la metáfora de un barco que navega siguiendo ciertas reglas.

* El barco es dirigido por los más jóvenes. Las generaciones más jóvenes puede que nazcan en un mundo que no los contempla, naturalmente se confrontan con los modelos preconcebidos de las generaciones pasadas para cambiar su materialidad y poder insertarse. Eventualmente toman el timón, y ya comienza una nueva puja con la siguiente generación.

* El barco se vuelve inestable y se hunde si se ubica en un extremo. Ninguna postura extrema es buena y ninguna ideología funciona cuando es aplicada por mucho tiempo, sino que dependen de cada momento de la historia.

* El barco se ancla si intenta mantenerse mucho tiempo en un lugar. La idea del conservadurismo es que todo pasado fue siempre mejor. Tratar de sostener al barco en el modelo de nuestra infancia, o incluso uno anterior, provoca que se acaben las ideas, que se frene la dialéctica. Podría funcionar en un sistema estable ideal, pero en el mundo real, por ejemplo, ser conservadores en el capitalismo nos arrastra casi indefectiblemente a una catástrofe ecológica.

* El barco no tiene un lugar idóneo en el mapa donde permanecer por siempre. Si contestamos siempre bajo una sola forma de pensar, el barco termina yéndose a un extremo. Cada ideología tiene su momento. El equilibrio se logra mediante un permanente tironeo.

* Los pasajeros no se pronuncian mediante largos textos, sino con frases cortas. La realidad se construye día a día con miles de fragmentos de todo tipo y procedencia.

* El jugador puede aprobar o reprobar las frases. Me interesó transmitir la idea de que cuando aprobamos o reprobamos una conducta, estamos reproduciendo algún sistema.

* El jugador tiene que lidiar con la superpoblación. Me parece importante entender que el crecimiento poblacional juega un papel clave en los procesos históricos (impresiona saber que la población del mundo se duplicó en la segunda mitad del siglo XX), por lo que considero necesario y valioso que el jugador deba enfrentar esa realidad como factor condicionante. La población crece por varios motivos, pero en el modelo debí simplificarlo a un sólo factor, que es el económico. A mayor bienestar económico, aumenta el crecimiento por fecundidad y por salud.

 

Es importante recalcar que la mecánica fue desarrollada en base a un conjunto de reflexiones sobre una mirada a la realidad, y no sobre otros juegos. Este tema lo amplío en el tercer manifiesto.

Este es la primera parte de tres de un manifiestos sobre 'Mi Pequeña Humanidad'.

[1. Primeras ideas] [2. Buscando el concepto] [3. Desarrollando una mecánica]

by antipirina

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
1 + 6 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.